VITAL AZA - PRIMERA PIEDRA

VITAL AZA – PRIMERA PIEDRA

 

            Después de buscar adhesiones al Niemeyer en su primera piedra, he de concluir que no he encontrado nada equiparable a la reacción popular e intelectual que suscitó la primera piedra del Teatro Palacio Valdés. Por ello, a través de la revista SEMANA, continúo desempolvando adhesiones de figuraras relevantes de la intelectualidad asturiana de la época, a la par que puede servir,  hoy, de “memoria histórica” para relevantes figuras de la época, y “descubrimiento” para jóvenes “post antiguo bachiller con reválida”.

                Hoy saco a luz la Carta Abierta dirigida por Vital Aza a Don Claudio Luanco y Riego, en la que hace referencia a Marcos del Torniello (José Benigno), y resalta la importancia del Arte:

“…Hoy que la industria lo avasalla todo;

                hoy que la fiebre mercantil se impone,

                merece bien del Arte aquel que piensa

                en algo que al espíritu conforte.”  

           

            De Vital Aza la Enciclopedia Larousse dice: Comediógrafo español (Pola de Lena 1851-Madrid 1911). Abandonó la medicina para dedicase a la literatura. Colaboró en El Garbanzo, semanario que dirigía Eusebio Blasco, y en la Ilustración española, Blanco y Negro, Heraldo de Madrid, Madrid cómico, Barcelona cómica. Poeta festivo, escribió Bagatelas (1896). En 1874 estrenó su primera obra teatral, ¡Basta de matemáticas! Alcanzó sus mayores éxitos con farsas de ambiente madrileño y obras dedicadas al género chico. Escribió en total más de sesenta obras, como Aprobado y suspenso (1876), El sombrero de copa (1887), El señor cura (1890), La rebotica (1895), Ciencias exactas (1902), y varias zarzuelas, como Los lobos marinos (1887), El rey que rabió (1892), ambas con música del maestro Chapí.

 

G.Rancaño

 

 



Dejar un comentario