ENSEÑAR HOY

ENSEÑAR…  HOY

 Con la ingenuidad de la edad y la sinceridad que le provoca la autoestima, por los conocimientos adquiridos en sus 10 años, Luis preguntó a su abuelo:

 -Guebos, ¿se escribe con G y con B, verdad?

         Este ejemplo, y la esquizofrenia de nuestra sociedad… ¿ó de nuestros políticos?, por cambiar la gramática, las reglas ortográficas, y el modo de comunicarnos, en función del progresismo ó de lo políticamente correcto, me lleva a rescatar un EXAMEN que hizo un profesor de la ESO, con sus propios comentarios.

 “Esta trascripción, Aunque parezca exagerada, es exacta y verídica. Esto es una clase con 1 º ESO (11/12 años) un jueves a 5 ª hora. Sólo es un ejemplo.

 Los nombres de los alumnos son ficticios para que su ignorancia quede en la intimidad de la clase.

 Profesor: Bueno chicos, hoy vamos a estudiar el vocabulario de las comidas en castellano: copiad estas 5 categorías (las escribo en la pizarra) y en cada columna escribís todas las palabras que os sepáis.

 Amanda: ¿En castellano?

 Profesor: Sí, mejor que en ruso, en castellano.

 Luis: Profe, ¿Cuántas categorías?

 Profesor: 5. Las que hay que en la pizarra.

 Luis: A mí no me caben.

 Profesor: Pues prueba poner la hoja apaisada

 Luis: ¿Qué significa apaisada?

 Profesor: Horizontal, o sea: así (lo demuestro)

 Juan: ¿Qué título ponemos?

 Profesor: Prueba con “Alimentos”, que es el que he escrito en la pizarra.

 Fran: ¿Puedo hacerlo a lápiz?

 Profesor: No, no puedes. Ya sabes que en el cuaderno sólo se escribe con bolígrafo.

 Jessika: ¿Cómo se dice pepino?

 Profesor: He dicho que escribáis el vocabulario que sepáis vosotros. No el que yo sepa.

 Noel: ¿El huevo es una verdura?

 Profesor: No, no es una verdura

 Federico: ¿Qué título ponemos?

 Profesor: Lo he dicho ya dos veces.

 Amanda: ¿Se puede poner “rechicken”?

 Profesor: No, repollo, porque no se dice así en castellano (risas generalizadas)

 Nieves: ¿Cómo se dice calamar?

 Profesor: He dicho que escribáis el vocabulario que sepáis vosotros. No el que yo sepa.

 Jesús: ¿Hay que escribirlo en el cuaderno?

 Profesor: Pues sí, a no ser que quieras escribirlo en la mesa …

 Ricardo: Profe, ¿pero, qué hay que hacer?

 Profesor: ¿Pero tú te has lavado las orejas esta mañana?

 Nieves: ¿Puedo poner zumo en la categoría de postres?

 Profesor: Mejor ponlo en la de líquidos.

 Fran: ¿Puedo poner pollo en la categoría de postres?

 Profesor: En este continente, no.

 ………………………………..

 Después 10 minutos

 Profesor: Bueno, ahora vamos a empezar. Levantáis la mano y vais diciendo palabras, yo las escribo  en el encerado. Empezamos con las verduras.

 (Levantan la mano 10 alumnos y todos gritan a la vez distintas verduras)

 ¡Brócoli!

¡Zanahorias!

¡Ensalada!

¡Pepination!

¡Huevos!

Profesor: He dicho que los huevos no son una verdura. Y por favor, Levantad la mano y esperad que yo os nombre para decir la palabra, porque no tengo 10 orejas para entenderos a todos, al mismo tiempo. ¡Arturo, no le pases notitas a María, que se las leo al resto de la clase!

 Arturo: ¿Con cuál empezamos?

 Profesor: Con las verduras. Empieza tú, Marisol.

 Marisol: Es que se me ha olvidado el cuaderno en casa.

 Profesor: ¿Y qué llevas haciendo estos 15 minutos, criatura? A ver, hazlo tú, Pepe.

 Pepe: ¿Quién, yo?

 Profesor: Eres el único Pepe que hay en la clase, así que vas a ser tú.

 Pepe: Naranja

 Profesor: Por favor, la naranja me la pones en frutas.

 Juan: Profe, el otro día oí un chiste verde, ¿puedo contarlo?

 Profesor: Pues, aunque haya por medio “verduras”, no, no puedes contarlo.

 María: ¿Esto cae en el examen?

 Profesor: Bueno, puede que tengáis suerte y para entonces esté recuperándome de esta clase en un sanatorio mental, y entonces no habrá examen.

 Todos: ¡¡¡¡¡ Bieeeeeeen !!!!! “

         No pretendo hacer un análisis ó una crítica a nuestro sistema educativo, pero si, plantear un punto de reflexión sobre las derivas de nuestras leyes, y, sobre todo, de nuestras actitudes como sociedad. (Recomiendo pinchar en estos accesos directos)

PAUTAS PARA UTILIZAR EL LENGUAJE DE GENERO

Las leyes de la educación en España no han sido efectivas

         Este artículo del Blog Pequelia, concluye: En resumidas cuentas, la educación en España es un caos y el 31’9% de fracaso escolar es un hecho que reafirma la necesidad de reformar en profundidad el sistema educativo.“

        No comparto la radicalidad del pronunciamiento final, pues mis hijos estudiaron en ese sistema y mis nietas lo están haciendo en el sistema actual, pero sí me preocupa la derrota que está tomando.

G.Rancaño



Dejar un comentario