ALEJANDRO CASONA Y BESULLO

ALEJANDRO CASONA Y BESULLO
                En este año de 2009 las estaciones habían venido bien marcadas:  el otoño pasado, sembrando de dorados los bosques autóctonos de hayedos, robledales y castaños, ó esculpiendo de blanco los desnudos tallos de las abedules; el invierno, reafirmándose como tal en las primeras nevadas de diciembre ó en los carámbanos colgados [...]