MARCOS DEL TORNIELLO Y LA PRIMERA PIEDRA DEL PALACIO VALDES

PRIMERA PIEDRA DEL TEATRO PALACIO VALDES

 

A punto de inaugurarse el Centro Cultural Niemeyer, el Teatro Palacio Valdés sigue figurando en internet como punto logístico del mismo, amén de haber aportado, hasta ahora, el soporte físico de sus programaciones.

 

Me parece de justicia, seguir resaltando la importancia de este gran teatro en la Villa de Avilés, lo que ha significado en sus más de 100 años de existencia, y las expectativas que despertaba en el momento de la colocación de su primera piedra.

 

Hoy, a los anteriores artículos de la revista Semana publicados anteriormente, añado una colaboración en verso de JOSE BENIGNO GARCIA (MARCOS DEL TORNIELLO), titulada EL ARTISTA Y EL POETA, relativa a la primera piedra; y en bable, unos versos dedicados al filólogo de la villa Sánchez Calvo.

 

No sé si se conserva algún otro número de esta revista LA SEMANA,  por lo que, ante la duda, me permito ir publicando los distintos artículos de la misma, suponiendo que, quizás, alguno de ellos salidos de importantes firmas, no figuren en las publicaciones literarias de los autores, por tratarse de una colaboración en una revista conmemorativa.

G.Rancaño

VITAL AZA - PRIMERA PIEDRA

VITAL AZA – PRIMERA PIEDRA

 

            Después de buscar adhesiones al Niemeyer en su primera piedra, he de concluir que no he encontrado nada equiparable a la reacción popular e intelectual que suscitó la primera piedra del Teatro Palacio Valdés. Por ello, a través de la revista SEMANA, continúo desempolvando adhesiones de figuraras relevantes de la intelectualidad asturiana de la época, a la par que puede servir,  hoy, de “memoria histórica” para relevantes figuras de la época, y “descubrimiento” para jóvenes “post antiguo bachiller con reválida”.

                Hoy saco a luz la Carta Abierta dirigida por Vital Aza a Don Claudio Luanco y Riego, en la que hace referencia a Marcos del Torniello (José Benigno), y resalta la importancia del Arte:

“…Hoy que la industria lo avasalla todo;

                hoy que la fiebre mercantil se impone,

                merece bien del Arte aquel que piensa

                en algo que al espíritu conforte.”  

           

            De Vital Aza la Enciclopedia Larousse dice: Comediógrafo español (Pola de Lena 1851-Madrid 1911). Abandonó la medicina para dedicase a la literatura. Colaboró en El Garbanzo, semanario que dirigía Eusebio Blasco, y en la Ilustración española, Blanco y Negro, Heraldo de Madrid, Madrid cómico, Barcelona cómica. Poeta festivo, escribió Bagatelas (1896). En 1874 estrenó su primera obra teatral, ¡Basta de matemáticas! Alcanzó sus mayores éxitos con farsas de ambiente madrileño y obras dedicadas al género chico. Escribió en total más de sesenta obras, como Aprobado y suspenso (1876), El sombrero de copa (1887), El señor cura (1890), La rebotica (1895), Ciencias exactas (1902), y varias zarzuelas, como Los lobos marinos (1887), El rey que rabió (1892), ambas con música del maestro Chapí.

 

G.Rancaño

 

 

EL TEATRO Y EL OBRERO

EL TEATRO Y EL OBRERO  (ADOLFO A. BUYLLA-Salinas, Julio de 1900)

 

Adolfo A. Buylla en este artículo hace una semblanza del “presunto” Teatro de Avilés expresando su deseo de que se convierta en un teatro popular, un teatro del pueblo y para el pueblo.

Esta necesidad la analiza también ROBLES en otro artículo de la revista Semana en el que comenta: “Falta hacía un buen teatro en Avilés; el CIRCO SOMINES, muy bueno para lo que fue construido, no reúne las condiciones necesarias para dar obras de gran espectáculo; dar en él Aida, la Africana, el Profeta, los Hugonotes, etc., con el aparato escénico que requieren, sería materialmente imposible y el público que goza con la buena música, que es indudablemente la que más enseña y deleita, se veía privado de escuchar obras maestras, teniendo que estar reducido al llamado género chico; además, las condiciones higiénicas del Circo en el invierno eran pésimas; yo estuve a ver “El Rey que rabió”, y a pesar de la indisputable gracia de la obra, rabié también de frío y molestia, no gozando las infinitas bellezas, y atendiendo sólo a si me costaría una pulmonía ó cosa parecida.”

Robles habla de un Avilés amante de la cultura, la música y el teatro, aunque fuese al amparo del Circo Somines, que se merecía un lugar digno para ser representado el arte de Talía y albergar toda manifestación cultural digna de un pueblo ansioso de saber y de conocimientos.

G. Rancaño

LA SEMANA- NUMERO EXTRAORDINARIO

NÚMERO EXTRAORDINARIO “LA SEMANA”

Supongo que no deben existir muchos ejemplares de este número extraordinario de LA SEMANA que estoy utilizando para desgranar esta serie de artículos, respecto a la PRIMERA PIEDRA DEL TEATRO PALACIO VALDES, pues acabo de comprobar que en esta advertencia se hace una “correpción”, pegando un trozo de papel sobre las palabras a modificar…

G.Rancaño

 

COMO NACE EL TEATRO PALACIO VALDES

Tomando como base el artículo de Joaquín A. Graña, de LA SEMANA (Avilés 1900), se hace una reflexión sobre el nacimiento del Teatro Placio Valdés, versus el actual proyecto Niemeyer.

 

http://www.historiasdelabuelo.es/resources/COMO%20NACE%20EL%20TEATRO%20PALACIO%20VALDES.pdf

AVILES, PRIMERA PIEDRA (CARTA DE VITAL AZA)

AVILES, PRIMERA PIEDRA (CARTA DE VITAL AZA)

   

Espero que estas publicaciones, acerquen a los avilesinos de hoy, a los avilesinos de la “primera piedra del Niemeyer”, a aquellos otros de la “primera piedra del Teatro Palacio Valdés”, al mismo tiempo que sirvan para descubrir personajes, situaciones y realidades, aunque lejos en el tiempo, poco ajenas a situaciones y realidades de hoy.

 

Quizás sea necesario acercarnos a la figura de Vital Aza, para lo que pongo este enlace a WIKIPEDIA

“Carta Abierta al Señor Don Claudio Luanco y Riesgo”

 

Mi querido doctor: Por los informes

que me transmite Marcos del Torniello,

José Benigno, a quien usted conoce,

-el festivo poeta que en el bable

ha logrado justísimo renombre,-

acabo de saber que a usted se debe

el pensamiento levantado y noble

de hacer en Avilés un buen teatro,

que de fijo será de primer orden,

donde puedan lucirse los artistas

y cobremos derechos los autores.

No sé si es propiedad del Municipio

ó se está construyendo por acciones;

como quiera que sea, le aseguro

que es su idea de usted de las mejores.

Hoy que la industria lo avasalla todo;

hoy que la fiebre mercantil se impone,

merece bien del Arte aquel que piensa

en algo que al espíritu conforte.

Bueno es que hablemos de algodón, de hierro,

de azúcar, de cemento y de carbones;

bueno que el capital vaya a la industria,

y la industria con él se desarrolle;

pero es preciso comprender, amigo,

que no solo de industrias vive el hombre;

que al agitado espíritu le falta

algo que le sujete y que le entone;

los nervios en tensión durante el día

piden soláz al comenzar la noche,

y usted, doctor, que sabe que el teatro

obra como el bromuro en ocasiones…

Desde el punto de vista terapéutico

todos estamos con usted conformes.

         Y respecto del Arte, no se diga;

         pues aunque existan seres inferiores

         que crean que la Escena es un peligro

         que pervierte a la gente y la corrompe,

         todos sabemos ya que es el teatro

         un signo de cultura en las naciones.

         Reciban todos, pues, mi enhorabuena.

         Usted, doctor, la epístola perdone;

         Y si usted cree que yo le sirvo de algo,

         Sabe que siempre me tendrá a sus órdenes.

                                                                       Vital Aza “

 

Supongo que para la mayoría de avilesinos, Marcos del Torniello sea algo más que una calle ó un colegio en Avilés; Vital Aza lo define como “el festivo poeta que en el bable ha logrado justísimo renombre”, al tiempo que nos dice que bajo ese seudónimo está, José Benigno García; tambíen nos habla de la economía y de la industrialización, y su problemática. Nada hay nuevo bajo las estrellas… y prueba de ello es que las instalaciones del Niemeyer ocupan hoy, lo que un día fue la esperanza económica de nuestra región.

 

G.RANCAÑO

EL POR QUÉ DE ESTE NÚMERO

EL POR QUÉ DE ESTE NÚMERO

                                                                                                                                  

      Paco Santa Eulalia inicia el número extraordinario de LA SEMANA con este artículo en el cual, además de hacer una semblanza de la villa de Avilés en el año 1900, pone de manifiesto el empeño del doctor LUANCO por dotar a Avilés de un teatro.

      Cito textualmente, y en primer lugar, la parte final del artículo, porque en ella se relata cómo nació LA SEMANA y cuál era el espíritu de los jóvenes de la época: “La Semana, periódico nacido al calor del Estío, sostenido por jóvenes de la localidad que aman las artes y las letras, al tener conocimiento de este suceso, no han podido por menos que solicitar con empeño la cooperación de reputaciones literarias, con el objeto de ofrecer un número extraordinario, el cual y andando el tiempo servirá para demostrar a las generaciones que nos sucedan, que en las postrimerías del siglo XIX, Avilés sabía al propio tiempo que dar impulso al comercio y a la industria, proteger las artes y las letras”.

      Hoy, también en las postrimerías… pero del silo XX, Avilés pone otra primera piedra en la protección de las artes y las letras, aunque, desgraciadamente, el impulso al comercio y a la industria, sea en sentido inverso.

            “CON rápido caminar, cual cuadra a pueblos que entran por las vías del progreso, ha llegado Avilés en corto lapso de tiempo a sentar plaza de población importante con la creación de grandes y poderosas industrias, la construcción de hermosos edificios, la apertura de anchurosas calles, la conclusión de su ansiado puerto, el ferrocarril, el tranvía, la instalación del alumbrado eléctrico, el teléfono y cuantos elementos se indican hoy en los pueblos que alardean de poseer los últimos adelantos de la civilización moderna.

  Nada, pues, parecía faltar en estos días a la sonriente villa, que robando al mar sus riberas, avanzando siempre, logró en poco años transformarlas en población viviente, donde hoy se ayuntan en amigable consorcio los elementos más valiosos de su vida industrial y mercantil; y así parecía marchar adormecida en sus glorias, olvidando que aún tenía pendientes otros problemas que resolver, cuando de súbito se deja escuchar la voz del siempre querido y respetado doctor Luanco, del hombre que siente por la preciada villa los delirios de una pasión verdadera, que la ama, como si su cuna se hubiese mecido al dulce canto de amorosa madre, exponiendo la necesidad de edificar un Teatro que respondiera a la indiscutible y tradicional afición que por las bellas artes ha sentido y siente este pueblo.

   Arduo pareció el problema; irrealizable quizás; pero los nobles empeños de su entusiasta iniciador, viéronse al fin generosamente secundados por las clases pudientes de la villa, teniendo la satisfacción de asistir en el día de hoy al ceremonioso acto de la colocación de la primera piedra labrada, sobre la anchurosa cimentación del que será muy pronto hermoso edificio.

   Por feliz conjunción de circunstancias que favorecen esta obra, dicha piedra será colocada por una hija del ardiente sol de los trópicos, por ilustre dama cubana, la Excma. Sa. Marquesa de Avilés, digna esposa del Excmo. Sr. Marqués del pinar del Rio, don Leopoldo Carvajal y Zaldúa, a quien la villa debe la posesión de uno de los más preciados inventos de la civilización moderna.

   Ella, que ama el arte, que siente pasión verdadera por cuanto significa progreso, ha aceptado cariñosamente la invitación que se la hizo de realizar un acto de presencia para el objeto indicado, por el cual une su ilustre nombre desde ese instante, a la historia de nuestro moderno coliseo.

   Sin duda alguna, que la generosa dama habanera que compartió con su ilustre esposo las más hondas crisis de aquél rico suelo que se llamó hispano y que con él también dispenso sus cariñosas demostraciones de efecto para este pueblo, al encontrarse lejos de nosotros y tender su mirada a través del Atlántico para posarla aquí, se sentirá orgullosa de haber cooperado a la creación de un nuevo templo del parte en el pueblo que sirvió de cuna a su amante esposo, en el solar antiguo de sus antepasados.”

   A continuación se insertan varias imágines del año 1900 del Ayuntamiento de Avilés y su Plaza.

G.Rancaño

ENSEÑAR HOY

ENSEÑAR…  HOY

 Con la ingenuidad de la edad y la sinceridad que le provoca la autoestima, por los conocimientos adquiridos en sus 10 años, Luis preguntó a su abuelo:

 -Guebos, ¿se escribe con G y con B, verdad?

         Este ejemplo, y la esquizofrenia de nuestra sociedad… ¿ó de nuestros políticos?, por cambiar la gramática, las reglas ortográficas, y el modo de comunicarnos, en función del progresismo ó de lo políticamente correcto, me lleva a rescatar un EXAMEN que hizo un profesor de la ESO, con sus propios comentarios.

 “Esta trascripción, Aunque parezca exagerada, es exacta y verídica. Esto es una clase con 1 º ESO (11/12 años) un jueves a 5 ª hora. Sólo es un ejemplo.

 Los nombres de los alumnos son ficticios para que su ignorancia quede en la intimidad de la clase.

 Profesor: Bueno chicos, hoy vamos a estudiar el vocabulario de las comidas en castellano: copiad estas 5 categorías (las escribo en la pizarra) y en cada columna escribís todas las palabras que os sepáis.

 Amanda: ¿En castellano?

 Profesor: Sí, mejor que en ruso, en castellano.

 Luis: Profe, ¿Cuántas categorías?

 Profesor: 5. Las que hay que en la pizarra.

 Luis: A mí no me caben.

 Profesor: Pues prueba poner la hoja apaisada

 Luis: ¿Qué significa apaisada?

 Profesor: Horizontal, o sea: así (lo demuestro)

 Juan: ¿Qué título ponemos?

 Profesor: Prueba con “Alimentos”, que es el que he escrito en la pizarra.

 Fran: ¿Puedo hacerlo a lápiz?

 Profesor: No, no puedes. Ya sabes que en el cuaderno sólo se escribe con bolígrafo.

 Jessika: ¿Cómo se dice pepino?

 Profesor: He dicho que escribáis el vocabulario que sepáis vosotros. No el que yo sepa.

 Noel: ¿El huevo es una verdura?

 Profesor: No, no es una verdura

 Federico: ¿Qué título ponemos?

 Profesor: Lo he dicho ya dos veces.

 Amanda: ¿Se puede poner “rechicken”?

 Profesor: No, repollo, porque no se dice así en castellano (risas generalizadas)

 Nieves: ¿Cómo se dice calamar?

 Profesor: He dicho que escribáis el vocabulario que sepáis vosotros. No el que yo sepa.

 Jesús: ¿Hay que escribirlo en el cuaderno?

 Profesor: Pues sí, a no ser que quieras escribirlo en la mesa …

 Ricardo: Profe, ¿pero, qué hay que hacer?

 Profesor: ¿Pero tú te has lavado las orejas esta mañana?

 Nieves: ¿Puedo poner zumo en la categoría de postres?

 Profesor: Mejor ponlo en la de líquidos.

 Fran: ¿Puedo poner pollo en la categoría de postres?

 Profesor: En este continente, no.

 ………………………………..

 Después 10 minutos

 Profesor: Bueno, ahora vamos a empezar. Levantáis la mano y vais diciendo palabras, yo las escribo  en el encerado. Empezamos con las verduras.

 (Levantan la mano 10 alumnos y todos gritan a la vez distintas verduras)

 ¡Brócoli!

¡Zanahorias!

¡Ensalada!

¡Pepination!

¡Huevos!

Profesor: He dicho que los huevos no son una verdura. Y por favor, Levantad la mano y esperad que yo os nombre para decir la palabra, porque no tengo 10 orejas para entenderos a todos, al mismo tiempo. ¡Arturo, no le pases notitas a María, que se las leo al resto de la clase!

 Arturo: ¿Con cuál empezamos?

 Profesor: Con las verduras. Empieza tú, Marisol.

 Marisol: Es que se me ha olvidado el cuaderno en casa.

 Profesor: ¿Y qué llevas haciendo estos 15 minutos, criatura? A ver, hazlo tú, Pepe.

 Pepe: ¿Quién, yo?

 Profesor: Eres el único Pepe que hay en la clase, así que vas a ser tú.

 Pepe: Naranja

 Profesor: Por favor, la naranja me la pones en frutas.

 Juan: Profe, el otro día oí un chiste verde, ¿puedo contarlo?

 Profesor: Pues, aunque haya por medio “verduras”, no, no puedes contarlo.

 María: ¿Esto cae en el examen?

 Profesor: Bueno, puede que tengáis suerte y para entonces esté recuperándome de esta clase en un sanatorio mental, y entonces no habrá examen.

 Todos: ¡¡¡¡¡ Bieeeeeeen !!!!! “

         No pretendo hacer un análisis ó una crítica a nuestro sistema educativo, pero si, plantear un punto de reflexión sobre las derivas de nuestras leyes, y, sobre todo, de nuestras actitudes como sociedad. (Recomiendo pinchar en estos accesos directos)

PAUTAS PARA UTILIZAR EL LENGUAJE DE GENERO

Las leyes de la educación en España no han sido efectivas

         Este artículo del Blog Pequelia, concluye: En resumidas cuentas, la educación en España es un caos y el 31’9% de fracaso escolar es un hecho que reafirma la necesidad de reformar en profundidad el sistema educativo.“

        No comparto la radicalidad del pronunciamiento final, pues mis hijos estudiaron en ese sistema y mis nietas lo están haciendo en el sistema actual, pero sí me preocupa la derrota que está tomando.

G.Rancaño

AVILES: LA PRIMERA PIEDRA

 

 

AVILES: LA PRIMERA PIEDRA

 

                Ante el “efecto Niemeyer”, da la sensación que Avilés nace y se proyecta a través de este Centro Cultural, dependiendo su vida y economía de esta magna construcción; así, entre otros medios, podemos leer en el IDEAL.ES:

 

Avilés se reinventa gracias al ‘efecto Niemeyer’

…está claro que la revitalización de la ciudad tendrá como eje este proyecto, de cuyos alrededores se ocupará el estudio de Norman Foster. Oficinas, hoteles, locales de ocio y comerciales, edificios residenciales y espacios para congresos limpiarán las últimas esquirlas de acero y situarán a Avilés en la vanguardia del siglo XXI.

En el conjunto avilesino, de color blanco, Niemeyer homenajea a las dos características principales de su estilo, la línea curva y el hormigón, ahora con una técnica de volcado en moldes de PVC que permite una mayor rapidez constructiva. De hecho, la primera piedra se colocó en abril de 2008, por lo que el complejo podría estar acabado en menos de tres años.”

El nuevo complejo, construido en los terrenos que ocuparon los altos hornos de Ensidesa y al lado de la ría, se llamará Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Su presupuesto inicial era de 24,5 millones, pero ha subido hasta los 32,5 por la complicada construcción de la caja acústica del auditorio, un escenario de dos caras que podrá utilizarse para representaciones dirigidas a una sala con mil butacas, o hacia el exterior, a una plaza para 10.000 espectadores.

La fecha de inauguración que se baraja es la del próximo 15 de diciembre, en la que el arquitecto brasileño celebrará su 103 cumpleaños. Pero antes de la apertura ya se habla del ‘efecto Niemeyer’ y de sus réditos: la revitalización de la ciudad, incluido su casco histórico, y una actividad, sobre todo turística, que aportará a Avilés unos 32 millones de euros, en su mayoría destinados a la hostelería y al comercio, que en los primeros nueve años necesitarán más de 4.000 nuevos empleados.”

 

Pese a la presentación de mi primer párrafo, no se piense que  no estoy a favor del Centro Niemeyer, que sí lo estoy: es fantástico como se está recuperando la Ría de Avilés y el entorno del antiguo muelle pesquero y del nuevo muelle de ENSIDESA.

Recuerdo, por el año 56, cuando alguno de mis compañeros del Instituto Carreño Miranda, cruzaban a nado la ría, hasta la playa de San Balandrán, algo impensable pocos años después cuando, en el entorno del actual Niemeyer, se construyeron las bases del primer Alto Horno, mediante campanas, e iniciada la producción de acero, simultáneamente empezaron los vertidos que hicieron aquel tránsito, a nado hasta San Balandrán, imposible.

Pero, Avilés había pasado de ser una “Villa” comercial y cultural, referente para toda la comarca, a una ciudad industrial y moderna, con una actividad comercial impensada y un crecimiento inimaginable, a través de barrios y poblados para los trabajadores de ENSIDESA, gracias a la primera piedra inaugural del gobierno de entonces.

Las “orejeras” de la industrialización, hacían pensar a muchos que Avilés se acaba de inventar, que antes solo existía aldeanismo, sin cultura, sin progreso…

Nada más incierto, como pretendo dejar de manifiesto mediante esta nueva sección de mi Blog, AVILES: LA PRIMERA PIEDRA, pues de su historia y cultura hablan verdaderamente sus piedras, sus archivos y monumentos.

En el artículo de ELIDEAL.ES también se habla de “otra primera piedra”, la que nuestro gobierno actual ha puesto en 2008 para iniciar el NIEMEYER; espero que no caigamos de nuevo en el espejismo que fue la primera piedra de ENSIDESA, pues los “poblados” tal como vienen se van; un ejemplo, y supongo que en cada casa habrá uno: mi amigo, residente en Avilés, tiene tres hijos y los tres trabajando fuera de Asturias.

 

 

AVILES 1900: PRIMERA PIEDRA DEL TEATRO PALACIO VALDES

 

                Podría iniciar esta sección en un periodo anterior, pero cayó en mis manos un ejemplar de LA SEMANA (Revista festiva y literaria), de fecha…, intuyo que

   

de Septiembre de 1900, pues se deduce de sus artículos y colaboraciones, ya que le falta la página de portada.

                A partir de ahora, en sucesivos artículos, voy a incluir los de la revista, pues creo que para los avilesinos de hoy va a ser una verdadera sorpresa, pero sobre todo servirán para acercarnos a la Villa de Avilés, culta y progresista que lo fue, al menos desde 1900.

                Decía que la fecha de impresión se deducía de su contenido y de él extracto lo siguiente:

FORASTEROS

                Durante las fiestas, casi todos los día encuentra uno en la calle grupos de gente, en su mayoría decentemente vestida, que se paran frente á todos los escaparates y embisten á cada paso con nosotros los pacíficos hijos de esta villa, que nos dedicamos a recorrer las calles en estos días de solaz y regocijo.

                Llegan estas gentes á nuestra villa y desde que echan pié á tierra en la estación de ferrocarril ó en el paradero de los coches, no tienen momento de reposo. Así se explica, que cando terminan las fiestas los encontramos recostados en los bancos del Parque del Retiro: ¡es claro!, los pobrecitos no pueden ni moverse.

                Pero no debemos echar en olvido que los forasteros son artículo de primera necesidad para muchas gentes: lo son para los fondistas, y siendo las fiestas en Agosto, no es extraño que hagan el idem; lo son para los comerciantes al por mayor y menor, que estos días tienen ocasión de despachar sus folios; para los cafés, teatros, tranvía y etcétera, etc.; para muchas niñas sentimentales y románticas, á quienes flechan ó el bigote rubio del uno ó la cazadora de franela del otro, ó la mirada lánguida del de más allá; también lo son para muchos jóvenes Tenorios que en bailes, teatros y paseos no dejan de dirigir ardientes y apasionadas miradas á las bellas forasteras que en estos días nos visitan, y hasa lo son, para mí, que me dan casi confeccionado el artículo.

                Entre los forasteros existen también castas y clases; pero conste que solo me refiero á los forasteros de afuera, pues de los otros, de los forasteros de dentro, ya me ocuparé otro día….

                                                                                                              R.Casa

               

Indudablemente se desprende que las fiestas de San Agustín acaban de pasar. Supongo que llamarán la atención las “tildes” ó “acentos” como decíamos antes: la “á”, acentuada. Y lo de dormirse en los bancos… después de un “botellón”, tampoco es nuevo.

Para confirmar la fecha, ahora transcribo otro artículo titulado:

 

 FERIAS Y FIESTAS

                La llegada de Sus Magestades á esta villa, no ha podido ser más oportuna.

                Venir en tiempo de ferias, cuando el decorado público de las calles, parques y paseos, es de reglamento, es multiplicar con un poco más que el Municipio adicione á su presupuesto, la hermosura de este pueblo.

                De haber venido mucho antes, ó mucho después, nos pondría en el caso de tener que hacer las cosas por duplicado, y ya entonces, la cosa variaba de especie.

                Alegrémonos, pues de la coincidencia y que salga cierta la noticia que se corre de que la Corte hará noche otra ves en San Juan á su regreso para San Sebastián.

                ¿Tendremos necesidad de reseñar, que equivaldría á repetir, lo que ya se dijo de las fiestas que tanto éxito alcanzaron?

                Creo que nó.

                Bástenos consignar, para satisfacción propia, que LA SEMANA, tomó también su participación oficial en el recibimiento de Sus Magestades.

                Lo demás, ya lo hicieron muy bien, nuestro Diario local y la prensa de Madrid y de provincias.    

                De lo que si no podemos excusarnos es de hablar de las que un tiempo fueron ferias y por obra y gracia del progreso se han convertido en fiestas de San Agustín.

                Pensemos en lo que era Avilés hace ya cincuenta años, y lo que es hoy.

                La llegada de las ferias en aquella época, constituía para la mayoría de los vecinos una deliciosa conquista de un movimiento comercial á que no estaba acostumbrado y para el cual estaban reservados los mayores empeños en el hogar doméstico.

-¡Papá!, -decía una linda chiquilla, dirigiéndose al autor de sus días.- Ya sabes que tenemos que regalarle al físico una caja de plata para rapé.

-Está bien, muchacha, esperemos las ferias de San Agustín.

-¡Si, si!, y también mamá necesita unos pendientes y yo no quiero quedarme sin mi tambor de bordar.

-Bueno, señor, repetía el padre- -todo eso lo tendréis para las ferias.

                Efectivamente.

                Desde un mes antes, empiezan á alquilarse tiendas en la calle de la Canal, por Galiana arriba, y algunas en Rivero, en tanto que, en medio de la plaza se alzaban multitud de tiendas de campaña, dentro de las cuales exhibían sus productos, buhoneros, loceros, quincalleros y otros.

                El comercio local entonces era limitadísimo.

                Alguna que otra tienda con aquellos renglones de indispensable necesidad en el hogar doméstico y pare usted de contar.

                La capital era, la que en determinados casos, cubría ciertas atenciones.

                Pero eso no era lo bastante.

                La mayoría de la clase pudiente prefería aguardar esa época del año, por conceptuarla más en carácter.

                Agréguese á esto el estrépito infernal de la chiquillería con sus trompetas y tambores; el ir y venir de las gentes por las calles donde se habían abierto más comercios; el topar de los aldeanos, la presencia de tanto forastero, y fórmese, pues, una idea de lo típicamente hermoso que parecería Avilés en esos días, después de tantos meses de calma.

                Por aquél entonces, cuadraba muy bien el título de férias, que esa y no otra era la nota dominante.

                Pero hoy, cuando la villa es una exposición permanente de toda clase de objetos; cuando á todas horas y en todos los momentos se puede satisfacer el capricho más exigente de la caprichosa moda, la llegada de las férias de San Agustín, no altera para nada la paz de este pueblo. De ahí la necesidad de convertir en fiestas lo que antes eran ferias.

                Mucho espectáculo gratuito, “Gran atracción”, como diría un inglés, en los regocijos públicos.

                Buena, excelente música, y la entrada es segura.

                Todo eso y mucho más viene ofreciendo hoy Avilés, por lo cual, se vé tan favorecido de forasteros que ya no hay donde acomodarles.

                A la tradicional foguera de San Agustín, sucedió la incomparable iluminación del Parque Central, obra de nuestro querido amigo D.Armando Fernandez Cueto, al xigante y la xiganta, los fuegos palentinos y á la población del ayer, tranquila, curiosina, y completamente felíz, como puede ser en familia, la de los grandes ruidos y agitaciones consiguientes á los triunfos alcanzados por el progreso moderno.

                                                                                              Paco Santa Eulalia

 

                Es curiosa la comparación entre los “tiempos modernos”, refiriéndose a 1900, y aquellos otros de “hace cincuenta años”, sobre 1850, cuando las fiestas eran en familia, sin grandes ruidos y agitaciones consiguientes, en relación a los triunfos alcanzados por el progreso moderno…

                La promesa sigue en pié, para el siguiente artículo se hablará sobre la “primera piedra” del Teatro Palacio Valdés.

 

                                               G. RANCAÑO

 

CARTA A: MANOLO LINARES

CARTA A: MANOLO LINARES

 http://www.facebook.com/profile.php?id=100000157232701

Manolo, esperaba con ansias la inauguración de la exposición en la Galería Murillo de Oviedo, pues las fotos de tus cuadros incitaron y espolearon mi dormida sensibilidad pictórica… ó ¿más bien fueron los motivos plasmados: como la niña de la playa, “¿Qué futuro le espera?”; la segadora, “Castilla”; los segadores, “Preparando la facina”;  “Trabajando la viña” ó “Recordando el pasado”?

 

Llegué a la apertura y allí estabas tú, permíteme que te lo diga, me pareció…, abrumado por la presencia de lo más florido de nuestra sociedad: empresarios, prensa, política, cultura…  Saludabas, sonreías, te fotografiaban, te traían y te llevaban hacia unos y hacia otros…  Quizás sea el peaje del artista…

 

Era difícil extraerse, para poder contemplar y percibir la magia de tus lienzos, pero lo logré, gracias al poemario de tu hija Almudena. Unos versos deliciosos, pletóricos de lírica y poesía, perfectamente incardinados  con el autor y su obra como cuando te define:

 

“Y cuando veo las sombras de tus cuadros

el negro plomizo

pesado y saturado

de pesadumbre

me tranquiliza

saberte

tan bondadoso

y realista

capaz de no doblegarte

por las miserias,

no dejarlas a un lado

mas atenderlas siempre

con tierna delicadeza,

casi divina.”

 

                Cité cinco de tus cuadros,  ahora permíteme, y espero que Almudena me lo permita, describir lo que me transmitieron con algunos de los versos de su poemario:

 

Lienzo: ¿Qué futuro le espera?

 

“No quiero que el tiempo pase,

me alce el viento,

me convierta en recuerdo.

No quiero dejar de llorar;

quiero que mi lamento sea un canto

un “te quiero”.

Y tras ese llanto que me arde dentro,

amanecerá.

El sol que me trajo aquí

me llevará entre velos

para seguir llorando; para vivir riendo,

…De tanta felicidad estoy llena

que lloro y lloro

por no saber si yo valgo la pena.”

 

Los otros cuatro lienzos, con motivos campesinos, no solo plasman maravillosamente nuestro campo…, pues “Castilla” y “Preparando la facina”, me trasladan a mi Grandas natal, donde las distintas faenas del trigo: siembra, cosecha y mallega, permanecen nítidas en mis recuerdos de niño; y, “Trabajando la viña” y “Recordando el pasado”, me hablan de un paraíso desaparecido bajo las aguas del Salto de Salime; sino que, por los versos de Almudena, nos hablan también del corazón del autor de la exposición:

 

“Tienes el desgraciado don

de no haber nacido campesino.

Estás preso de la luz y su color,

de las puras formas y la mirada

que todo penetra.

Mas sin embargo tienes

la virtud desgraciada

de ser

cada uno de los campesinos

que con tu decir verdor

liberas.

Verde temblor guerrero

el amarillo es la luz triste

de los campos de batalla

de trigo aniquilados.”

 

“Se dice que el arte

siempre ha estado rozando

la locura.

Pero tu única enfermedad

artística, artrósica y sumamente álgica

es padecer

exceso de cordura.

Tus campesinos son

los cristos de Velázquez y Zurbarán

los apóstoles de El Gresco

el goyesco perro hundido en la arena.

Hay en tu pintura

lo que siempre ha existido

desde ancestrales tiempos.

Tu religiosidad

de buen o mal cristiano,

o dígase, sin más, humanidad

en cierto modo

sobrehumana.

Tus campesinos son

tu lucha por liberarlos de la pesada cruz

de los hirientes clavos del abandono; una oda al esfuerzo y la constancia.

Tus campos verdes y amarillos,

la intensidad

la pasión son

el fervor con que admiras

la magia

de todas las naturalezas.

Solo tu captas

lo inasible.

Aquello para lo que los demás

nos hemos vuelto ciegos.

 

 

                Manolo, te deseo un gran éxito con la exposición…, pero el mayor de todos ya lo tienes. Felicita a tu hija Almudena por sus versos. De verdad me han encantado, han sido la simbiosis perfecta con tu pintura.

 

                Me permito poner esta nota en mi muro, pues me gustaría que mis amigos pudieran disfrutar de estos versos de Almudena García Marsá, y, aunque solo por referencia, de tu exposición. Un saludo.